La locura se apodera del Mont Ventoux

Una moto frenada por el público provoca un caos que el líder Froome intenta solucionar corriendo sin bicicleta (Teledeporte, 15.25 horas)
Froome, a la carrera en el Mont Ventoux. @LeTour

El caos se apodera del Tour. La subida al Mont Ventoux  en la “Grande Boucle” de 2016 ofreció una de las imágenes más surrealistas de la historia de la prueba gala. Chris Froome, el líder, corriendo a pie tras perder su bicicleta como si estuviera en un encierro de San Fermín. El británico sufrió una caída a falta de un kilómetro de la meta por culpa de una moto, que frenó ante la falta de espacio, y ante la imposibilidad de cambiar la bicicleta comenzó a correr puerto arriba. Junto a Froome, Richie Porte y Bauke Mollema también se cayeron, pero sus bicicletas sufrieron menos daños y pudieron reanudar la marcha. El líder acabó perdiendo casi dos minutos en la meta, aunque los jueces le concedieron el tiempo de llegada de Bauke Mollema. Esta jornada que roz´`ó lo dantesco, la ofrece hoy Teledeporte a partir de las 15.25 horas .

La decisión de acortar la subida al Mont Ventoux por culpa del viento provocó que el público se agolpase en la zona anterior al último kilómetro para la meta, donde no había vallas protectoras. El embudo fue la causa del supuesto atropello que, a la postre, provocó la caída de Froome.  Tras caerse, el corredor británico decidió salir corriendo en medio de insultos de los aficionados, a la espera de que su coche de equipo le proporcionase una bicicleta en condiciones. Cuando llegó por fin, todos sus rivales ya se había ido por delante. Froome cruzó la meta exhausto. 

Unos kilómetros ante el líder del Sky había demostrado que era el más fuerte. Un ataque suyo provocó la división en el grupo de favoritos. Sólo Mollema y Porte pudieron aguantar y, de no haberse caído, hubiera dado una nueva exhibición. Por su parte, Nairo Quintana, no pudo, en su terreno, sacar distancia a sus rivales.

Ajeno a la locura que se formó en esa llegada, Thomas de Gendt se había llevado la victoria. El belga, junto a Pawels y Dani Navarro, fueron los supervivientes de una numerosa escapada. El corredor del Lotto-Soudal pareció quedarse en las primeras rampas, pero después se recuperó casi de manera milagrosa y dejó con la miel en los labios a sus dos compañeros de fuga. 

Publicado por Julian

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: