Pantani recupera la épica del Tour

El italiano destroza a Ullrich en la primera etapa alpina, se viste de amarillo y prácticamente sentencia la “Grande Boucle” de 1998 (Teledeporte, 15.25)
Marco Pantani, en plena subida. @Letour

Marco Pantani, del Mercatone Uno, se adjudicó la decimoquinta etapa del Tour de Francia de 1998, disputada entre Grenoble y Les Deux Alpes (189 kilómetros), y arrebató el jersey amarillo al alemán del Telekom Jan Ullrich. El italiano fue el gran protagonista de la etapa reina y logró unas distancias respecto a sus rivales que le dejaron como máximo favorito para el triunfo final en los Campos Elíseos. Sacó 5:43 a Julich, quinto en la etapa, 8:56 a Ullrich y 15:40 a Jalabert, en una jornada en la que también destacó la actuación de los ‘kelme’ Marcos Serrano y Fernando Escartín, tercero en la jornada (a 1:59) y en la general, y de los ‘banesto’ Manuel Beltrán y José María Jiménez. Teledeporte ofrece hoy, a partir de las 15.25, la hazaña de “Il Pirata“.

Muy pocos amantes al ciclismo han olvidado ese medio centenar de kilómetros que mediaron entre el Galibier y Les Deux Alpes en aquella jornada de montaña. Pantani dejó a todos boquiabiertos. Charly Gaul, su ciclista favorito, guió mentalmente al escalador italiano en su exhibición, lo mismo que sus compatriotas, Coppi y Bartali, a los que también admiraba. 33 años llevaba Italia esperando un héroe, desde que Felice Gimondi ganó la “Grande Boucle” en 1965, gracias a que, en el último minuto, se produjo una baja inesperada en su equipo, ya que el “Fénix” no estaba seleccionado para asistir al mismo.

Un corredor llamado a animar las etapas de montaña daba el paso adelante con su pañuelo de bucanero, su perilla y esa forma de volar hacia arriba combinada con el ataque indiscriminado tan inusual en el ciclismo moderno. La recuperación, aunque fuera momentánea, del ciclismo de antaño en la que un valiente fue capaz de derrotar a los superdotados. Un ciclista que sin dudarlo se atreve con 50 kilómetros infernales merece el recuerdo de los que aman el ciclismo de ataque.

El Galibier volvió a ser protagonista, después de que durante ediciones se le consideraba que estaba lejos de meta y nadie atacara. En esa ocasión su subida resultó decisiva en la etapa y las diferencias entre los mejores de la clasificación general. Sus dieciocho kilómetros de ascensión, con un desnivel de 1.245 metros y una pendiente media del 7,2 por ciento, fueron propicios para los ataques. Escartín saltó en tres ocasiones, hasta que logró marcharse de Ullrich. Al jefe de filas del Kelme-Costa Blanca precedió a la marcha de Marco Pantani, que había observado las dificultades del alemán.

Pantani coronó en primer lugar el Galibier. Unos segundos más tarde lo hizo el “Chaba” Jiménez, a 2:49 llegó Ullrich y a más de 9 minutos Jalabert. Obtuvo 2.50 minutos de ventaja en la cumbre del Galibier, pero no le importó esperar a otros e incluso poner pie a tierra para colocarse el chubasquero. Le esperaba un largo descenso en el que le resultó fundamental la colaboración de Serrano y Massi, que trabajaron para un grupo de cinco corredores. Una vez llegado al pie del último puerto se fue sin atacar demostrando ser el mejor escalador del mundo. Pantani en su estado puro en un lado, y, en el otro, la debilidad del líder que consumió buena parte de sus opciones para conseguir su segundo Tour consecutivo en Les Deux Alpes.

Hoy en Teledeporte:

15:25  TOUR DE FRANCIA 1998 15ª ETAPA: GRENOBLE – LES DEUX ALPES

Publicado por Julian

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: