A golpe de pedal

Julián Palomar. Periodista

Vuelve el café en grupo de los ciclistas

Poco a poco se va caminando a la nueva normalidad y la vida ciclista va recuperando su razón de ser. Tras el parón, cada paso adelante ha sido una auténtica conquista y, ahora, sentarse en una terraza y tomar un café con los amigos tras unas horas de pedaleo es un lujo que se saborea en compañía. Costará volver a la situación de  antes de la pandemia, pero se está más cerca de la lógica. No hace una semana Eugenio Sánchez (Lizarte Team) hacía suyo el sentir de muchos de sus compañeros al afirmar que “aquí en Valencia (donde está pasando el confinamiento), cuando pase a la fase 1, podré ir al bar Oronet a almorzar en bici pero sin entrenar, que no se permite”. Recientemente, otro ciclista alicantino reconocía que “estaba haciendo deporte fuera de mi franja horaria y al ver un coche de Policía me he tenido que sentar en una terraza y beberme cinco cervezas para que no me multaran”.

Resultó duro verse fuera de las carreteras, pero el interés general obligaba a ello y los ciclistas saben mejor que nadie pedalear en contra de la adversidad y superar todos los días los “Tourmalet” que se cruzan en su devenir hacia la pancarta de meta. Nadie les regala nada y asumieron su papel, muchas veces de comparsa, sin apenas rechistar y mirando siempre adelante con optimismo.

La luz parece verse al final del túnel en una campaña 2020 para olvidar, aunque siempre sacando las enseñanzas positivas que ofrece este revés mundial. A partir del lunes ya podrán salir a entrenar en grupo,  de 10 personas en la Fase 1 y de hasta 15 en la fase 2, aunque no en grupeta, porque hay que seguir guardando las distancias de seguridad, diez metros entre ciclistas, lo que deja sin argumentos a los “chuparruedas”. Eso supone que ya se podrán reunir a tomar el café acompañados,  aunque, en esta ocasión, separados de dos metros. Se puede salir en grupo con los amigos, pero respetando las distancias y con mascarillas para las paradas.

En cuanto a los horarios, las franjas ya no existen en todos los pueblos de menos de 5.000 habitantes y en algunos de los menores de 10.000. Además, ya se puede entrenar por toda la provincia.

Con esos avances hacia la nueva normalidad hay que seguir siendo fieles a las normas que llegan de Sanidad. Respeto es lo que ha pedido recientemente en un escrito el exciclista Kiko García consciente, como aseguraba A. Philip Randolph, que “la libertad nunca es dada; se gana”.

Publicado por Julian

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: