El Equipo Essax reúne a sus ciclistas con la mirada puesta en la Copa de España Élite y Sub 23

Tomás Miralles se une al trabajo de grupo tras recuperarse de una fractura de codo que sufrió en la segunda semana de enero
Los corredores, durante una salida que realizaron durante su concentración. Foto Equipo Essax

El Equipo Essax ha estado concentrado durante cuatro días en las instalaciones de Silvoturismo Mediterráneo situadas en La Font del Tarragó en Alfafara. Después de debutar en tierras norteñas en Zumaia y Colindres la escuadra de Joaquín Gil ha vivido cuatro jornadas intensas, del 4 al 7 de marzo, que han servido para conocerse mejor, hacer piña y disfrutar de la bicicleta y la naturaleza.  Se les informó a los corredores del calendario y la filosofía del equipo. También se ofrecieron diversas charlas relacionadas con la normativa, nutrición, táctica, etc… y se realizaron pruebas biomecánicas. Todo ello cumpliendo con las máximas medidas de higiene que marcan los protocolos COVID.

Tan sólo faltó a la cita el ecuatoriano Steven Haro, que está pendiente de recoger su visado, y ya estuvo con el grupo el alicantino Tomás Miralles, que tras fracturarse el codo y pasar por el quirófano en la segunda semana de enero, ya vuelve a estar en condiciones de ponerse el dorsal. También ha estado el puertorriqueño Luis Julián Molina y el corredor de Bermudas Kaden Luke Hopkins, que ya ha ganado esta temporada. Se adjudicó la tercera etapa de la 42 Vuelta Ciclista Independencia.

Salidas

El pasado jueves los integrantes del equipos realizaron un suave paseo como primera toma de contacto. El viernes firmaron un entrenamiento de fondo de más de 180 kilómetros que los llevó a recorrer Bocairent, Ontinyent, Fontanars, Villena, Pinoso, Salinas, Sax, Villena, Beneixama, Bañeres, Bocairent y Alfafara.

El sábado, el recorrido fue por Agrés, Muro de Alcoy, Benimarfull, Planes, Millena, Facheca, Catell de Castell, Benimaurell, Fleix, Tormo, Sagra, Pego, Vall de Ebo, Alcalá de la Jovada, Planes, Benimarfull, Muro de Alcoy, Agrés y Alfafara. Casi 160 kilómetros con más de 3.000 metros de desnivel.

El domingo salió un día frío y lluvioso y el recorrido tuvo lugar por Bocairent, Bañeres, Biar, Onil, Bañeres, Bocairent y Alfafara. Fue un buen test de lluvia para la ropa, bicicletas, componentes y otros materiales. Una buena prueba de toque para las carreras norteñas. La climatología fue muy parecida a la que se pueden encontrar en algunas de las carreras en las que competirán en las próximas semanas. Para empezar, la del próximo domingo, la Aitzondo Klasikoa.

Este fin de semana, Joaquín Gil dividirá al equipo en dos. Unos irán a Aitzondo para  disputar la primera prueba de la Copa de España Élite y sub 23 y los otros a Sabadell para disputar sábado y domingo dos clásicas en tierras catalanas.

Publicado por Julian

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: