Ariadna Ródenas:»Tan sólo mi técnico, Juanfran, me repetía que podía ganarlo y yo le decía que estaba loco»

ENTREVISTA. Vencedora de la Titan Desert 2021
Ariadna Ródenas, con su piedra fósil de finissher.

Ariadna Ródenas ya está en Elche con su piedra fósil de finissher que se llevan en propiedad para sus vitrinas todos los que llegan a la meta en la Titan Desert y saboreando su triunfo en la prueba por etapas más dura del mundo en su primera participación. “Si lo puedes soñar, lo puedes lograr”, es un lema propio que ha llevado  a la práctica y que se ha hecho realidad en pleno desierto de Marruecos con temperaturas superiores a los 40 grados, superando dunas, pistas técnicas con grandes desniveles y la dificultad de dormir en haimas. La ilicitana escaló a lo más alto del podio por delante de Silvia Roura y Ramona Gabriel. Ariadna, de 34 años, logra así el mayor éxito de su carrera en el que figuran ya importantes triunfos como el Campeonato de Europa XCUM.

Especialista en pruebas de ultrafondo de ciclismo, Ródenas se proclamaba campeona en 2019 de la Titan de la Mancha y con él logró el billete para la prueba africana. Han sido 640 kilómetros y la etapa extra que «ha supuesto llegar a Elche. Primero en avión hasta Madrid, luego en el AVE a València, y, a continuación en coche hasta casa. He llegado a las dos de la madrugada y hoy domingo me he levantado reventada, pero muy contenta de haber hecho realidad uno de mis sueños. Por vencer en el Titan de la Mancha me gané el billete de participación, pero no se disputó en 2020 por la pandemia. Correr ya era algo que deseaba, pero jamas pensé que podía ganarlo. Tenía entre ceja y ceja volcarme en esa aventura. Tan sólo mi técnico, Juanfran Andreu, me repetía que podía ganarlo y yo le decía que estaba loco. Ha sacado lo mejor de mí, cosas que jamás podía imaginar».

De ahí que su entrenador sea clave en este triunfo «al igual que el resto del equipo, entre los que se encuentra la firma Mondraker. Si hubiera fallado alguno de ellos, esto sería imposible. Esta victoria es gracias a ellos». Ariadna no se olvida tampoco de su familia que «siempre está ahí» y nos cuenta un secreto: «Yo no soy de rezar mucho, pero en los momentos malos de la prueba, en medio del desierto, hacía mis plegarias a mi abuelo (José Guilabert). Nos dejó hace tres años y esto va dedicado a él».

Konny Looser y Ariadna Ródenas tras ganas la Titan Desert.

Yo no soy de rezar mucho, pero en los momentos malos en el desierto hacia mis plegarias a mi abuelo. Nos dejó hace tres años y esto va dedicado a él»

ARIADNA RÓDENAS

Ariadna no tiene ninguna duda y señala que «ha sido la carrera más dura que he corrido nunca». Físicamente exige mucho, pero «en el aspecto psicológico hay que ser muy fuerte para estar ahí en el desierto, en medio de la nada, pedaleando. Tienes delante unas llanuras tremendas de arena, sin una referencia clara, el viento, el calor y las dunas enfrente tuya esperándote. Resulta todo muy complicado, una tarea  mental difícil de digerir. Era consciente de que podía aguantar físicamente el reto, pero es casi más importante superar el aspecto psicológico para salir victoriosa de esta batalla. Soy una corredora que sabe gestionar la cabeza en este tipo de pruebas de larga distancia. No decaigo y consigo mantener el ritmo y en la Titan Desert es clave «.

La ciclista ilicitana comenzó la prueba a verlas venir, pero «tras ganar la segunda etapa en Ait Yahya, la jornada reina, me di cuenta que podía aspirar al podio. La líder, Ramona Gabriel, corría su séptimo Titan Desert y sabía a lo que se enfrentaba, mientras yo era una novata. Todo cambió en la cuarta jornada, cuando Ramona Gabriel sufrió una avería y gracias al apoyo de varias corredoras llegamos a meta con 40 minutos de ventaja. Me vestí de líder y aunque tenía cerca la victoria en el desierto todo puede suceder y no me relajé».

«De hecho, en la última jornada, la segunda y tercera clasificada me prepararon una encerrona. En esta carrera se puede utilizar el navegador con tal que pases los controles. Fue una jornada de mucho estrés que al final pudimos salvar, aunque resultó muy duro y pudimos cantar victoria», insiste Ariadna antes de explicar que “han sido seis días, pero da la sensación de que han sido muchos más. Allí, en medio del desierto se pierde incluso la noción del tiempo. El estrés es tremendo y no tienes tiempo para aburrirte. Duermes en haimas, te levantas, preparas la maleta porque cada día cambias de campamento, corres, acudes al masaje, comes… Al final llegas a desconectar del mundo exterior”.

Y sin tiempo para pensar mucho el próximo 23 de octubre le espera el Campeonato de España de BTT XC UM en León. Ha sido seleccionada por el técnico autonómico para competir junto a Inocencio Arias, Jordi Gandia, Miquel Faus, Ramón Pla y Marta Romeu. “En estos momentos desconozco si voy a llegar muerta o si tras unos días de descanso voy a tener una chispa extra. Vamos a ver como recuperamos”. Ariadna lo tiene claro “si lo puedes soñar, lo puedes lograr” y en León saldrá a por todas.

Publicado por Julian

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: