Indurain salva los muebles en Mende

El ciclista navarro encuentra el apoyo de sus “amigos” del pelotón para desactivar el ataque de la ONCE en el Tour de 1995 (Teledeporte, 16.10 horas)
Jalabert entra vencedor en Mende.

Teledeporte ofrece hoy (16.10 horas) otra etapa mítica del Tour de Francia. Una jornada, de la edición de 1995, en la que el equipo ONCE puso contra las cuerdas a Miguel Indurain, que se quedó sin equipo a los pocos kilómetros de la salida. La batalla, 200 kilómetros sin descanso y a cuchillo, fue épica. El carisma del navarro, siempre generoso con sus rivales, tuvo premio en esta ocasión y los muchos amigos que tenía en el pelotón le libraron de una buena y tiraron por tierra la estrategia del equipo amarillo. Aquel día, un 14 de julio de 1995, fiesta nacional francesa, la escuadra de Manolo Saiz atacó de salida con Jalabert, Mauri y Stephens, a los que se unieron Podenzana, Bottaro y Peron. El sexteto de cabeza llegaría a tener una ventaja de casi once minutos, cuando Jalabert estaba a 9:16 en la general. ‘Jaja’ llegó a ser líder virtual del Tour. 

La prueba francesa estaba ardiendo y José Miguel Echávarri, director de Banesto, tuvo que moverse entre bambalinas y buscar alianzas en el resto de escuadras. Inicialmente el director del Gewiss, Bombini, le dijo que tenían corredor en la fuga, Bottaro, y que hasta que no fuera seguro que la escapada llegaba a meta, no ayudarían, aún a pesar de que  Jalabert estaba dejando a Riis  fuera del podio. Kilómetros más tarde los Gewiss comenzaron a tirar del pelotón, al tiempo que Bottaro dejaba de colaborar en la fuga, para reservar fuerzas. Pero el Gewiss no fue el único equipo que tiró del grupo, junto a Banesto, sino que muchos corredores lo hicieron de forma desinteresada, de escuadras como Kelme o MG, ya que era Indurain el que estaba en peligro. Y es que con la forma de ser y de ganar del navarro, había conseguido muchos amigos en el pelotón, y era este el momento en el que ellos le iban a tender su mano para ayudarle. 

Al llegar al pueblo de Mende, antes del ascenso al velódromo, la fuga contaba con casi 7 minutos de ventaja. Jalabert lanzó un primer ataque y automáticamente se quedó en solitario en cabeza de carrera, para lograr una magnífica victoria.  Desde entonces, a esta montaña se la conoce en Francia como la ‘Montée Laurent Jalabert’. El corredor francés siempre ha dicho que fue “la victoria más bonita de todas” antes de recordar que  “la Vuelta a España y la Milán-San Remo, entre otras, tienen más prestigio, pero la victoria de Mende es inolvidable”. También confesó que “aquel día muchos ayudaron a Indurain por detrás por simpatía, a cambio de nada”.

Hoy en Teledeporte:

16:10      CICLISMO TOUR DE FRANCIA 1995 12ª ETAPA: SAINT ETIENNE – MENDE

Publicado por Julian

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: