«Los ciclistas Sub 23 son los más vulnerables a los efectos del confinamiento»

Un estudio realizado por los profesores de Psicología del Deporte del Departamento de Ciencias del Comportamiento y Salud de la Universidad “Miguel Hernández” de Elche, Eva León Zarceño y Antonio Moreno-Tenas, analiza el impacto de la situación de confinamiento en corredores de competición
Un pelotón con corredores élite y sub 23.

Un estudio realizado por los profesores de Psicología del Deporte del Departamento de Ciencias del Comportamiento y Salud de la Universidad “Miguel Hernández” de Elche, Eva León Zarceño y Antonio Moreno-Tenas, ha analizado el impacto de la situación de confinamiento en ciclistas de competición. La investigación se ha centrado, concretamente, en el uso de accesorios de entrenamientos, sus cambios en las rutinas de entrenamiento, el uso de las apps y el impacto emocional del confinamiento en estos ciclistas. En palabras del psicólogo del deporte especializado en ciclismo, Antonio Moreno-Tenas, es en la categoría Sub 23, por la situación deportiva en que se encuentran los corredores, a las puertas del profesionalismo, “la más vulnerable en estos momentos de confinamiento”. Los resultados del estudio muestran que, los y las ciclistas sub 23 presentan “un estado de ánimo caracterizado por la irritabilidad, la tensión y los sentimientos de tristeza. En comparación con los ciclistas élite o máster, están teniendo más dificultades para mantener las rutinas diarias y conciliar el sueño. Experimentan más emociones negativas y se muestran menos optimistas sobre su futuro deportivo, lo que podría disminuir el uso de estrategias de afrontamiento adaptativas e incluso que algunos de ellos/ellas lleguen a desentenderse de los entrenamientos”.

Ante esta situación, Moreno, entiende que “el apoyo psicológico es una opción”. A su juicio “una breve pero efectiva intervención psicológica puede ayudar enormemente a minimizar el impacto emocional del confinamiento, aliviando el malestar causado por las preocupaciones y la incertidumbre, y facilitando el establecimiento de nuevos objetivos y compromisos personales que incrementen el interés y la motivación”.

Buena adaptación a la nueva situación

En dicho estudio, realizado por Eva León Zarceño y Antonio Moreno-Tenas, se llega a la conclusión de que “los ciclistas estaban preparados para una situación como ésta, disponían de rodillos dado que entrenan al aire libre y en ocasiones las condiciones climatológicas se lo impiden; el rodillo se utiliza también en los calentamientos, por lo que la mayoría de ellos ya disponían de los medios técnicos necesarios para continuar los entrenamientos en el lugar de confinamiento”. Moreno también incide en la idea, tras el estudio realizado, que “los ciclistas están cambiando sus rutinas de entrenamiento, disminuyendo el número de horas encima de la bicicleta, incrementando su frecuencia, variando la forma de hacer uso del rodillo y complementando el trabajo con ejercicios de todo tipo”.

La situación actual también ha disparado la práctica del ciclismo virtual: “Estamos viendo cómo las aplicaciones están ofreciendo nuevos estímulos que hacen más atractivos los entrenamientos, su uso se ha generalizado en estas semanas. Se han convertido en un recurso alternativo a la competición”.

Participantes en la encuesta:

En total han participado más de 350 ciclistas de entre 18 y 71 años, 69 mujeres (19,5%) y 284 hombres (80,5%), repartidos entre las categorías júnior (2,5%), sub 23 (30,9%), élite (21%), profesionales (3,4%) y máster (42,2%), algunos de los participantes residentes en países vecinos como Portugal, Andorra o Reino Unido. La recogida de datos se realizó alrededor del primer mes de cuarentena por Covid-19.

En el mismo han participado ciclistas de 172 equipos -élite/sub23 a profesionales- y clubes ciclistas, fundamentalmente de las modalidades de carretera y BTT, en menor medida ciclocross, pista, ciclismo adaptado y BMX.

Antonio Moreno-Tenas.

Eva León Zarceño.

PRINCIPALES CONCLUSIONES PRELIMINARES DEL ESTUDIO

1. ACCESORIOS DE ENTRENAMIENTO

La mayoría de ciclistas dispone de accesorios para poder continuar entrenando en bicicleta en el lugar de confinamiento.

El 95% dispone de rodillo o bicicleta indoor en el lugar de confinamiento.

El 72% dispone de, al menos, un rodillo/bicicleta indoor, mientras que el 22% tiene más de uno (rodillo de rulos, rodillo fijo de de anclaje en eje trasero, simulador con coronas y rueda trasera o bicicleta indoor).

-Tan solo un 5% no dispone de rodillo/bicicleta indoor en su lugar de confinamiento para entrenar en bicicleta.

-Un 3% no cuenta con ningún tipo de accesorio para entrenar (ni rodillos, ni pesas, gomas elásticas, tabla de ejercicios, cinta de correr, etc.).

Conclusiones:

Los ciclistas pueden continuar con sus entrenamientos desde su lugar de confinamiento dado que disponen de los accesorios necesarios para entrenar en bicicleta.

-Dadas las particularidades del entrenamiento en bicicleta, la mayoría de los ciclistas encuestados cuentan con recursos y accesorios para entrenar en el domicilio.

2. RUTINAS Y ENTRENAMIENTO

Se ha analizado el cambio que la situación de confinamiento ha provocado en distintas modalidades de ejercicio: ejercicios funcionales, rodillo/bicicleta indoor, carretera, carrera a pie y musculación. En todos ellos, tanto en su frecuencia como en su duración, se han encontrado diferencias en sus hábitos y rutinas de entrenamiento.

a) Ejercicios funcionales: su frecuencia semanal pasa de entre 1 y 2 días a la semana antes del confinamiento a prácticamente 3 días a la semana También su duración, que pasa de hasta 1 hora por sesión a entre 1 y 2 horas.

b) Rodillo: que pasa de menos de 1 día a la semana antes del confinamiento a más de 4 días a la semana También su duración, que pasa de hasta 1 hora por sesión a entre 1 y 2 horas por sesión.

c) Musculación: se mantiene en una media de 1 día a la semana pero en menor proporción También su duración, que se mantiene en menos de 1 hora por sesión pero en menor proporción.

Conclusiones:

Los ciclistas han incrementado la frecuencia semanal dedicada a realizar ejercicios funcionales (prácticamente 3 días a la semana), así como la duración de cada sesión (entre 1 y 2 horas).

Se mantiene la frecuencia en la realización de ejercicios de musculación, en un día a la semana disminuyendo su duración por sesión.

Dado que no pueden entrenar en bicicleta por la carretera, utilizan el rodillo más de 4 días a la semana cuando antes lo utilizaban menos de uno, aunque dedicando actualmente menos tiempo (entre 1 y 2 horas por sesión) que en los entrenamientos en carretera (entre 2 y 3 horas por sesión).

USO DE APLICACIONES

Se ha analizado el uso de tutoriales y aplicaciones (Youtube, Facebook, Instagram, etc.) para realizar entrenamientos, así como la utilización de plataformas de entrenamientos en bicicleta virtuales (tipo Zwift, Bkool, etc.). En todas ellas hemos encontrado diferencias entre su uso antes del confinamiento y actualmente.

Se ha incrementado el uso de aplicaciones para entrenar en el lugar de confinamiento. El número de ciclistas que no las utilizaban antes del confinamiento ha descendido del 66% al 35%.

Antes del confinamiento, un 80% de los ciclistas o no utilizaban APPs o las usaban un máximo de 4 días a la semana, mientras que, actualmente, el 50% de los ciclistas las utiliza entre 5 y todos los días.

Un 42% de los ciclistas utilizan plataformas de entrenamiento virtual en bicicleta, como Zwift o Bkool.

IMPACTO EMOCIONAL DEL CONFINAMIENTO

Por último, el confinamiento está teniendo mayor incidencia en el estado de ánimo y mantenimiento de rutinas diarias en los ciclistas de la categoría Sub 23.

-Los ciclistas Sub 23, en comparación con los élite y máster, están teniendo un mayor número de pensamientos negativos sobre su futuro deportivo y lo que pueda suceder con esta temporada.

Los ciclistas Sub 23, en comparación con los máster, están experimentando durante el confinamiento más irritabilidad, fatiga, tensión y sentimientos de tristeza. Aunque también refieren una mayor percepción de apoyo social.

Los ciclistas Sub 23, en comparación con los élite, están teniendo durante el confinamiento más dificultades para mantener las rutinas diarias y conciliar el sueño.

Los ciclistas Sub 23 manifiestan más emociones negativas y se muestran menos optimistas, es decir, están teniendo expectativas menos favorables acerca de las cosas que pueden suceder que los ciclistas de las categorías élite y máster.

Publicado por Julian

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: