Freire, amante de Verona


El ciclista cántabro sella su idilio con la ciudad de Romeo y Julieta firmando su tercer mundial (Teledeporte, 16.05) con el apoyo de Valverde como “lanzador”
Freire vuelve a ganar el Verona. @RFEC

El ciclista español Óscar Freire logró en Verona en 2004 su tercera corona arcoíris. En la misma ciudad en la que cuatro años antes pasó de ser un don nadie a proclamarse por primera vez campeón del mundo de ciclismo en ruta. En la localidad italiana en la que tres días antes de ese primer triunfo entró en el patio de Julieta como turista y puso su mano en el seno derecho de la estatua de bronce de la trágica heroína de Shakespeare. Dicen que ese gesto da suerte y el corredor de Torrelavega puede confirmarlo. Óscar Freire estrenó su particular idilio con el campeonato del mundo en la ciudad de Romeo y Julieta, marco perfecto para sellar su historia de amor con final feliz logrando su tercer título mundialista.

Además, con el nacía el romance de la selección española con esta prueba: el cántabro sería bronce un año después en Plouay y oro de nuevo en Lisboa en 2001, e Igor Astarloa y Alejandro Valverde coparían las dos primeras plazas en Hamilton 2003. En esta ocasión, Freire se impuso en un largo e intenso esprint al alemán Erik Zabel y al italiano Luca Paolini, medallas de plata y bronce, respectivamente.

El de Torrelavega con esta victoria, se convertía en el cuarto corredor en conquistar tres campeonatos mundiales, récord que ostentan ciclistas tan ilustres como Eddy Merckx (1967, 1971, 1974), Alfredo Binda (1927, 1930, 1932) y Van Steenbergen (1949, 1956, 1957).

El ciclista cántabro estuvo lanzado por un excepcional Alejandro Valverde en los últimos metros de la recta de meta, como colofón al gran trabajo de la selección española. Eladio Jiménez y Pedro Horrillo se encargaron de controlar la carrera en las primeras vueltas, e Isidro Nozal tomó el relevo realizando dos últimas vueltas a un nivel excepcional que impidió cualquier tipo de ataque. Ya en la última subida, Nozal cedió su puesto a Mancebo, y luego fue nuevamente Luis Pérez el que cogió el mando de la carrera en los metros finales de la ascensión a Torricelle.

Freire y Valverde aparecieron en el momento justo, respondiendo con facilidad al ataque del holandés Michael Boogerd. El combinado nacional cumplió con sobresaliente las órdenes de Francisco Antequera hasta lograr el maillot arcoíris en la localidad de Romeo y Julieta. Amor eterno.

Hoy el teledeporte:

16:05      CICLISMO CAMPEONATO DEL MUNDO 2004 DESDE VERONA

Publicado por Julian

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: