Michele Bartoli, rey de Bélgica

El más belga de los ciclistas italianos conquistó en 1996 el Tour de Flandes por delante de su compatriota Fabio Baldato y del belga Johan Museeuw (Teledeporte, 15.45 horas)
Bartoli entra vencedor en Flandes.

Esta tarde, a las 15.45 horas, Teledeporte ofrece el desenlace final del Tour de Flandes, la 80ª edición de la mítica clásica ciclista belga. Se disputó el 7 de abril de 1996. El vencedor final fue el italiano Michele Bartoli, que ganó en solitario. Su compatriota completó el podio.

Michele Bartoli (MG), el más belga de los ciclistas italianos -la mayoría de sus victorias las cosechó en terreno flamenco- se coronó rey de Bélgica al imponerse en la Vuelta a Flandes, uno de los monumentos del ciclismo mundial. Bartoli culminó el impresionante despliegue del MG, que logró con Fabio Baldato la segunda plaza y, la quinta con Fabiano Fontanelli. El corredor de Pisa llegó en solitario, con 55 segundos de ventaja sobre un grupo de 18 corredores, a los que abandonó con un tremendo ataque en el muro de Graminont, a 16 kilómetros de la meta. El gran favorito, el local Johan Museeuw (Mapei), tuvo un problema mecánico y no pudo más que esprintar para conseguir la tercera plaza.

El podio.

Bartoli, por encima de todo, fue un corredor de clase. A pesar de competir con clasicómanos de renombre como Museeuw, Tchmil, Jalabert, en primer lugar , y más tarde con Dekker, Bettini… se alzó con cinco de los monumentos y muchas otras victorias de gran prestigio como la antigua Copa del Mundo. 

Fue en 1992 cuando Michele debutó en el ciclismo profesional con el Mercatone-Uno. Ganó una etapa en el Giro (Lienz) y la Flecha Brabançona en 1994 y los Tres Días de la Panne. Ya con el maillot en el MG conquistó el Tour de Flandes con apenas 25 años.  Hasta nueve triunfos contabilizó en 1996. La temporada siguiente se hizo con la Copa del Mundo, imponiéndose en la Lieja-Bastogne-Lieja, prueba donde volvería a subir a lo más alto del podio en 1998.

Bronce en el Mundial y vencedor de la Copa del Mundo por segundo año consecutivo, el italiano fue el segundo clasificado en el galardón Velo d’Or. En 1999 daría un salto de calidad, llevándose la Tirreno-Adriático. La Flecha Valona pasaría a formar parte también de su palmarés.

A partir del año 2000 le tocó convivir con las lesiones. Pese a ello siguió luciendo en las clásicas. Entre otras, se impuso en la Het Volk. Ya en el Fassa Bortolo, recuperado de sus contratiempos físicos, volvería a subir a lo más alto del podio, con una Milán-Turín y dos sorprendentes Giros de Lombardía.

Hoy en Teledeporte:

15:45  TOUR DE FLANDES 1996

Publicado por Julian

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: