La sombra de Felipe Orts se llama Iñaki Gozálbez

“Aunque mi tarea principal es la de mecánico al final en ciclismo un auxiliar hace un poco de madre de los corredores”, afirma el exciclista de Beniarrés tras cuatro años al lado del vilero
Iñaki Gozálbez, al lado de Felipe Orts, delante su caravana.

Iñaki Gozálbez se ha convertido en la auténtica sombra de Felipe Orts. Acaba de finalizar la temporada de ciclocross y el vilero ha competido, a pesar de las restricciones del Covid-19, en 25 carreras internacionales en Bélgica, Francia, Suiza y España; ha sumado cuatro victorias, un tercer puesto, ocho top  10, 7 top 20 y nada menos que 1.160 puntos UCI. Todo un paso adelante en su proyección, en la que tiene mucho que ver su mecánico y amigo Iñaki Gozálbez.  

El excorredor del Mutua Levante, que tuvo la ocasión de competir con profesionales a principios de 2017 con el continental equipo argentino Italomat-Dogo, comenzó a ejercer de mecánico por casualidad. Competía en ciclocross y le gustaba la modalidad y “en 2017 me dijeron de ir a echar una mano a una prueba de la Copa del Mundo en Alemania y luego me tuve que quedar durante mas carreras. Poco a poco fui cogiendo experiencia y ya es parte de mi trabajo, hasta el día de hoy”. El de Beniarrés lleva cuatro años al lado del vilero como mecánico, masajista, psicólogo… un poco de todo. “Aunque mi tarea principal es la de mecánico, al final, en ciclismo, un auxiliar es la madre de los corredores. Todo lo demás llega a través de la convivencia. Estábamos solos allí y me ha tocado hacer de todo. De lo que se trata es que a Felipe no le falte de nada y esté lo mas contento posible. Cosa que no resulta difícil ya que es muy agradecido y se adapta muy bien a todo. Al final son muchos días fuera de casa y la relación es de amigos”.

“Mi trabajo consiste principalmente en prepararle todo el material, para que compita al 100% el día de la carrera, y estar en el box, por si se produce algún percance solucionarlo lo mas rápido posible”, señala Gozálbez cuando se le pregunta por su trabajo, antes de explicar que “para las competiciones le preparo 3 bicis normalmente, y, dependiendo de las condiciones del circuito, un tipo de rueda diferente. Si hay mucho barro normalmente usa las tres y si está seco con una suele hacer toda la carrera, a no ser que sufra alguna avería”.

Gozálbez, en pleno trabajo.

Gozálbez reconoce que la temporada 2020-2021 “ha sido difícil para todos por el tema de la pandemia del Covid-19. Pese a ello, Felipe ha dado un paso más y ha demostrado que puede codearse con los mejores del mundo. Empezamos las carreras con buen tiempo, pero luego el invierno se complicó y se ha competido con mucho barro y nieve. Los circuitos han sido duros, pero Orts siempre ha adaptado a la perfección a lo que le pedía cada carrera”.

Insiste en que “Felipe destaca por su ambición por mejorar siempre, sin olvidar que posee una técnica y unas condiciones espectaculares para el ciclocross. Siempre he pesando que iba a llegar a estar en el top 10 de la Copa del Mundo a corto plazo, e incluso más arriba. Este año lo ha demostrado y pienso que todavía no ha alcanzado su techo”.

De hecho, ya se le considera en los Países Bajos como un corredor capaz de todo. “La gente lo conoce más, la Prensa le ha hecho muchas entrevistas y su nombre aparece ya en todos los sitios. Los belgas son muy suyos y nosotros somos un equipo pequeño, pero poco a poco se han dado cuenta de que hay un español que también se puede codear con los mejores. Eso se lo han reconocido a Felipe y pienso que la temporada que viene todavía nos tendrán más en cuenta”, señala.

Iñaki Gozálbez limpia la bicicleta de Felipe Orts.

Seguir en el Burgos BH

Iñaki Gozálbez ya descansa en su Beniarrés natal, después de poner el punto final a la campaña en ciclocross que comenzó en octubre y acaba de terminar. “El primer viaje que fuimos a Suiza fue el más largo en carretera. De ahí, nos desplazamos a Bélgica y dejamos nuestra caravana. Desde ese momento, cada fin de semana hemos ido y venido en avión. Eso fue al principio. Luego todo se torció con el Covid-19 y decidimos quedarnos en Bélgica y, de esta forma, protegernos dentro de la burbuja. Estuvimos casi dos meses sin volver a casa, desde antes de Navidad hasta ahora. Mentalmente ha sido duro estar lejos de tus familiares y amigos, pero había que aceptarlo como ha venido. Se ha salvado la temporada y eso era lo importante”.

Gozálbez explica que a partir de ahora, con Felipe Orts ya centrado en la carretera con el maillot del Burgos BH “el equipo castellano me va a permitir ir a carrera ya que estoy trabajando con Felipe y BH. Este año la Selección Española también me ha dado la oportunidad de estar con ellos con esto del ciclocross y poco a poco me voy abriendo puertas. Me gustaría tener algo para todo el año. Gracias al ciclocross me van conociendo un poco más y tengo que agradecer al equipo Teika UCI Team el hecho de que haya confiado en mí y que me haya puesto en el escaparate”.

Publicado por Julian

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: