De la exhibición en la crono de Bergerac al destrozo en Hautacam

Teledeporte (15.50) ofrece la etapa del Tour´94 en la que Indurain dejó a todos boquiabiertos en la montaña vestido de gran escalador y actuando como único protagonista
Leblanc e Indurain, de cara a meta.

Con la contrarreloj de Bergerac, Miguel Indurain había dejado meridianamente claro que el Tour de Francia de 1994 tenía de nuevo color navarro. Pero la exhibición que realizó en esa lucha contra el crono, que pudimos ver ayer en Teledeporte, le debió parecer insuficiente, y, en una etapa unipuerto cambió el paso y se vistio de “grimpeur” para dejar prácticamente sentenciada la “Grande Boucle”. Acostumbrados a verle reventar la carrera francesa en segunda persona, compartiendo protagonismo con otros -Chiapucci en Val Louron y Rominger en Serre Chevalier-, aunque con la idea del amarillo siempre en el final del camino, el líder de Banesto quiso demostrar que podía dejar hacerlo en un puerto de montaña al estilo de los escaladores de nivel. Tony Rominger fue la gran víctima, la primera, porque además venía crecido de un inicio de campaña excepcional. Al resto no le fue mejor. Incluso Marco Pantani tuvo que postrarse ante el coloso de Villava un par de meses después de que en Aprica el español hincara la rodilla ante el italiano en el Giro. Aquella primera etapa montañosa tendía un perfil unipuerto, con una única subida en toda la jornada, la de Hautacam, que sería el final de la etapa. 16 kilómetros y un porcentaje medio del 7.3%. Al llegar a pie del puerto hubo un par de ataques sin mucha consistencia hasta que Pantani se marchó en solitario. Ese fue el momento en el que Indurain echó un vistazo atrás al grupo de los favoritos y se dio cuenta que Rominger no iba bien. Mandó tirar a su compañero  Jean François Bernard y, de esta forma, comprobar si la fruta estaba madura.

A 7.5 kilómetros para el final, cuando la ventaja de Pantani había superado los 40 segundos, fue Laudelino Cubino quien atacó en el grupo. Seguidamente Indurain pasó a tomar la cabeza del paquete de elegido imponiendo un ritmo frenético.  Rominger se quedó totalmente descolgado. Con el suizo se fueron cayendo Zülle, Cacaito Rodríguez, Ugrumov, De Las Cuevas… A 5 kilómetros a meta solo quedaban a su rueda dos Festina, Virenque y Luc Leblanc. 25 segundos separaban en ese punto al trío en el que iba el líder de la general y el corredor que marchaba como cabeza de carrera. Virenque fue la siguiente víctima. En la pancarta de 4 la desventaja del líder de era de 20 segundos con respecto al escalador italiano. Poco antes del último kilómetro de la etapa, Miguel neutralizaba a Pantani. En los últimos metros, entre la niebla Leblanc ganó la etapa, con Indurain a su lado.


Indurain salió de Hautacam conservando el maillot amarillo y distanciándose de Rominger, siguiente clasificado de la general, en casi cinco minutos de ventaja. Además, cerró muchas bocas al demostrar que también en la montaña, en “modo ataque” también era capaz de hacer añicos al pelotón, no sólo en las cronos o compartiendo protagonismo en las subidas.

Hoy en Teledeporte (Esta etapa la anunció al principio de semana, pero por un error no se emitió): 
15:50     CICLISMO TOUR DE FRANCIA 1994 11ª ETAPA: CAHORS-LOURDES – HAUTACAM

Publicado por Julian

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: