Jesús Buendía: “Entre los equipos muchos seremos los que tendremos que reinventarnos y quizás no todos podrán seguir funcionando”

El director del Cartagena Patatas Pijo Esetec entiende que “sobrevivir a este período será una batalla psicológica que sólo ganarán los más fuertes mentalmente”
Jesús Buendía, junto a sus pupìlos. Inma Conesa.

Jesús Buendía (Mula, 28-12-1982) ha sido cocinero antes que fraile. El director del equipo élite y sub 23 Cartagena Patatas Pijo Esetec se inició como ciclista con 12 años en la  Peña Muleña. Con el Colchón Comodón disputó las dos temporadas de cadetes y las de juveniles, en 1999 bajo las órdenes de Domingo Muñoz y, en 2000, de Pedro León. Corrió en amateur en el Ávila Rojas y Kelme-Costa Blanca, antes de dar el salto al ciclismo profesional de la mano del 3 Molinos Resort-Murcia Turística en 2006. La siguiente temporada la hizo en el Barbot-Halcon de Portugal y regresó a su comunidad autónoma para competir con el Contentpolis-Murcia en 2008. El 11 de septiembre sufrió una grave caída en Bélgica, en la clásica Izegem Koers, que le obligó a abandonar la práctica profesional del ciclismo con tan solo 26 años.

Buendía, como ciclista.

Entre sus logros como ciclista destaca el título de campeón de España de pista élite en carrera por puntos en 2003 y la medalla de bronce ese mismo año en persecución sub 23. En carretera, ganó la Ruta del Vino. En 2007, fue medalla de plata en el Campeonato de España de pista de élite en persecución por equipos y en carrera por puntos y ganó la Vuelta a Cartagena, mientras que en 2008 fue segundo en el Trofeo Joaquim Agostinho en Portugal

En 2019 comenzó su labor de director deportivo en prácticas en el propio Contentpolis-Murcia, en la Vuelta a España. Promovió, junto su paisano Luis León Sánchez, la Escuela Ciclista Sun& Racing. En 2010 estuvo en la Unión Ciclista Ilicitana con el equipo júnior Esetec Inverse. Al año siguiente dirigió el Esetec-Crocs. A continuación, llegó al Cajamar-Almería. En 2012 fue el director del Almería-Consentino élite y sub 23. Regresó al club ilicitano para comandar un proyecto que se prolongó durante tres campañas, del 2014 al 2016, en el Esetec-Meliá Alicante-Aliforest, en júniors. En dicha categoría compitió con el Esetec los años 2017 y 2018, pero ya vinculado al Club Ciclista Cartagena. En la última campaña, la 2019, el proyecto encontró un hueco en la élite y sub 23, que ha tenido su prolongación en 2020, con el apoyo también del Patatas Pijo. A sus órdenes tiene a los alicantinos Raúl Granados , Antonio Lozano y José Mas.

Buendía, desde el coche. Inma Conesa.

Con el Cartagena, con el que lleva las últimas tres campañas, analiza la situación que está viviendo el ciclismo en general y el de la categoría élite y sub 23 en particular. Entiende que es “una situación extraña y difícil” la que ha provocado la pandemia del COVID 19 y considera que “entre los equipos muchos seremos los que tendremos que reinventarnos y quizás no todos podrán seguir funcionando”.

Análisis de Jesús Buendía sobre la situación en la que se encuentra el ciclismo desde se inició la cuarentena:

“Estamos ante una situación insólita. Ha habido otras grandes pandemias en la historia de la humanidad, aunque lo veíamos como algo del pasado, difícil de que nos pudiera pasar. Sin embargo, ha ocurrido y a pesar del avance de la medicina y de los recursos, el Covid-19 nos ha demostrado que no estábamos preparados para algo así. Como sociedad supongo que nos adaptaremos poco a poco, teniendo que modificar costumbres y ciertos hábitos. Con el tiempo, todo volverá a la normalidad, seguro, pero lo hará muy poco a poco. En el ciclismo no nos queda otra alternativa que ser pacientes y adaptarnos también a la nueva situación, como un sector más de la sociedad.

Jesús Buendía. Inma Conesa


Para los ciclistas es una situación extraña y difícil. No pueden entrenar con normalidad y lo peor es la incertidumbre de cuando se podrá volver a competir. Sobrevivir a este periodo será una batalla psicológica que sólo ganarán los más fuertes mentalmente. En el mundo natural, la especie que mejor se adapta a los cambios es la que más posibilidades tiene de sobrevivir y eso va a pasar con los propios ciclistas, que ahora deben seguir trabajando en casa y tienen que hacerlo con mucha sensatez y con una disciplina mental de hierro para no caer en el desánimo y la dejadez.

Nuestros ciclistas del Cartagena – Patatas Pijo – Esetec están teniendo días de todo, como es lógico. Pero la mayoría están aprovechando para seguir estudiando telemáticamente y están manteniéndose activos con sesiones de rodillo y trabajo de fuerza en casa. Mantener esa rutina de estudiar y entrenar les está sirviendo para que el confinamiento sea un poco más llevadero. Es probable que en unas semanas permitan que se pueda hacer deporte al aire libre, aunque sea en solitario, y eso será un solplo de aire fresco para ellos. 

“Ojalá se pueda competir y “salvar el año ciclista”, pero personalmente no termino de verlo claro, ya que tendremos que vivir varios meses extremando precauciones en nuestro día a día, al menos hasta que haya una vacuna contra el Covid-19″

Jesús Buendía. Director del Cartagena

No sabemos qué pasará en los próximos meses, si se podrá reanudar la temporada en verano, si no… Muchos organizadores están tratando de recolocar sus pruebas entre los meses de agosto y octubre, mientras otros, directamente, están suspendiendo las pruebas y ya piensan en la temporada 2021. Ojalá se pueda competir esos meses y “salvar el año ciclista”, sería una buena noticia. Pero personalmente no termino de verlo claro, ya que tendremos que vivir varios meses extremando precauciones en nuestro día a día, al menos hasta que haya una vacuna contra el Covid-19 y no sé hasta qué punto esas medidas serán compatibles con la realización de eventos deportivos. La prioridad es la salud de la ciudadanía y hasta que eso no esté asegurado lo demás es totalmente secundario. 

Entre los equipos, probablemente seremos muchos los que tendremos que reinventarnos y quizá no todos puedan seguir funcionando. Aún es pronto para saberlo, pero sería ingenuo pensar que la crisis provocada por el Covid-19 no nos afectará económicamente a la gran mayoría de equipos de base. 

En definitiva, es difícil aventurar como será todo después de esto, pero una cosa está clara: si la vida va a cambiar, el ciclismo también lo hará y tenemos que tratar de adaptarnos”.

Publicado por Julian

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: