Jorge Amorós trata de ser optimista ante la temporada de su confirmación

El ciclista del Netllar Telecom Alé, en su segunda campaña como sub 23, tiene su mirada puesta en la Copa de España cuando acabe el confinamiento y se diseñe el nuevo calendario
Jorge Amorós realiza ejercicios en su domicilio.

El ciclista pinosero Jorge Amorós ha iniciado su segunda temporada como sub 23 en el equipo Netllar Telecóm Alé con el deseo de seguir progresando como corredor en una categoría muy exigente en la que estar por delante cuesta en la mayoría de las ocasiones sangre, sudor y muchas veces lágrimas. Su experiencia en el ciclismo de carretera es muy escasa ya que sus inicios fueron en el mundo de la bicicleta de montaña. Antes del cambio fue campeón de la Comunidad Valenciana de BTT júnior y subcampeón de España de Team Rely como integrante la Selección Valenciana. Ya en asfalto ganó en júnior la LXXVIII Vuelta a Cabra con el Cartagena Esetec. Cuando terminó esa temporada, su entrenador le recomendó la carretera para hacer kilómetros de cara al salto de categoría. Jesús Buendía le convenció de que se adaptaba mejor a sus características y optó por dar el salto al ciclismo de asfalto. 

El cambio no era sencillo ya que se vio obligado a sumar kilómetros en sus piernas debido a que las carreras de MTB duraban apenas una hora. El salto a la categoría sub 23 lo hizo con el Cartagena y su progresión durante 2019 fue espectacular. Los inicios en la Copa de España élite y sub 23 resultaron duros, pero una vez metidos en los meses de verano el ciclista de Pinoso ya comenzó a ver la luz al final del túnel. Su cuerpo se adaptaba a las exigencias de un pelotón con un nivel enorme y pudo moverse más en las carreras y disfrutar de las mismas, logrando conseguir algún resultado que corroboraba que estaba en el buen camino: 12° en la Vuelta a Sevilla y 4° en Trebujena, que coincidió con su primera concentración de altura en Sierra Nevada.

Este año, en el Netllar Telecom Alé, pretende seguir en su línea de evolución. Antes del parón ha participado en varias pruebas. En la última, el Trofeo Guerrita, se encontró con un buen golpe de pedal. Realizó un gran trabajo de equipo con la mala suerte de que Javi Gil tuvo un pinchazo que lo dejo fuera de luchar por un podio, mientras que Miguel Juan sufrió una caída.

Amorós, encima de la bici.

“Estos días están siendo duros ya que estamos ante una situación a la que antes no nos habíamos enfrentado. La única forma para mantenernos activos pasa por intentar perder lo mínimo del estado de forma alcanzado en el período invernal

Jorge Amorós. Ciclista

Así vive el confinamiento Jorge Amorós:
“Estos días están siendo duros ya que estamos ante una situación a la que antes no nos habíamos enfrentado. La única forma para mantenernos activos pasa por intentar perder lo mínimo del estado de forma alcanzado en el período invernal. Para ello cuento con el rodillo, que lo combino con rutinas de core. Estos días atrás he estado entrenando prácticamente todos los días, una sesión de bici de no muy larga duración, haciendo sesiones más fuertes y otras más suaves. A esta rutina también le he alternado el core, para perder lo mínimo en el tren superior. En los últimos días el entrenador me ha cambiado la rutina de trabajo, realizo una primera sesión de 40´ en ayunas, tras ella hago el desayuno del cual varío la cantidad de ingesta según la intensidad de la sesión que realizaré posteriormente.

Había realizado una buena preparación invernal y creo que estaba bien para realizar un buen inicio de Copa España. No obstante, las cosas han venido como han venido, pero tenemos la suerte de que gran parte de las pruebas serán aplazadas para los meses de agosto, septiembre y octubre. Toca ser optimistas desde ya y, aunque queda mucho hasta entonces, hay que trabajar cuidando todos los detalles y aprovechar estos días para utilizar técnicas como por ejemplo nutricionales, que luego podremos poner en práctica cuando se reanude la competición”.

La primera ruta larga que realizará Jorge Amorós cuando termine el confinamiento:

“Me dirigiré a la zona de Villena, pasaré por Biar y antes de subir el puerto de Biar pararé a tomar un buen café. Luego iré hacia Sax y volveré por Salinas hacia mi pueblo, Pinoso. Es una ruta que me gusta mucho y me relaja, que aprovecho para realizar sobre todo los fines de semana que no tengo competición, ya que el resto de días estoy en San Vicente, debido a la universidad, y allí el tráfico es mucho mayor por lo que tienes que estar en todo momento en alerta.

Publicado por Julian

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: