Francisco Quesada tiene un reto

El ciclista crevillentino, actual campeón de España de contrarreloj Máster 50, trabaja duro para conseguir de nuevo el maillot rojigualdo y cumplir una promesa
Francisco Antonio Quesada.

El veterano ciclista crevillentino Francisco Antonio Quesada Botella (51 años) cuenta las horas para poder salir a la calle y pedalear por las carreteras, después de siete semanas de confinamiento ejercitándose en su domicilio y con el rodillo como fiel acompañante. El actual campeón de España Máster 50 A de contrarreloj, que llegó al Nacional con el título autonómico conseguido en Nules en la misma modalidad, también se llevó en la localidad asturiana de Grado la plata en la carrera en ruta. En la pasada campaña asimismo ganó entre otras carreras la Escalada a la Cresta del Gallo.

Llegó ya tarde al ciclismo, con 30 años, ya que antes practicaba fisioculturismo. Paquito Quesada le dio un maillot y un culotte y se lanzó a la carretera. Su relación con el deporte del pedal fue un auténtico flechazo. No era fácil cambiar la musculatura de un deporte a otro pero a base de tesón y esfuerzo lo consiguió. Es su pasión y actualmente su válvula de escape.

Quesada coincidió con Valverde en un Campeonato de España celebrado en Castellón.

Sus vitrinas están llenas de trofeos y maillots, pero hay un hueco especial para colocar el de campeón de España Máster 50 de 2021. Es una promesa que se ha hecho y espera cumplir. Este año prácticamente está perdido, pero quiere trabajar duro para conseguir dicho reto en el siguiente.

Quesada, con el maillot de campeón de España Máster 50.

“Tengo unas ganas locas de salir a la calle, de notar el viento en mi cara y ya sueño con que llegue el sábado para hacerlo. Cuento las horas”

Francisco Antonio Quesada. Ciclista


Así vive el confinamiento Francisco Antonio Quesada: 

“Deseamos volver a nuestra vida normal cuanto antes. Desde el principio he pensado que en estos tiempos tan complicados para todos teníamos que tener paciencia y quedarnos en casa y con ese sentido de la responsabilidad he vivido estas semanas.
En esa situación he intentado llevar un orden y disciplina, y como no, nuestra bici siempre ahí, a nuestro lado. Practicando ciclismo con nuestros rodillos, a tope, para perder la menor forma posible. Sin bajar la guardia para no coger esos kilos que no queremos arrastrar en nuestras carreras. Ya podemos ver la luz al final del túnel, en horas vamos a poder a salir a entrenar fuera de nuestros domicilios, pero vamos a tener que seguir siendo responsables. Tengo unas ganas locas de salir a la calle, de notar el viento en mi cara y ya sueño con que llegue el sábado para hacerlo. Cuento las horas”.

Publicado por Julian

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: