Tomás Contte llega al Aviludo Louletano portugués de la mano del Netllar Alé

El esprinter argentino sigue la estela de Ander Okamika y aprovecha el trampolín del equipo alcoyano de la Fundación Benicadell para llegar al profesionalismo
Tomás Contte.

El ciclista argentino del Netllar Alé, Tomás Contte, correrá la temporada 2021 con el equipo continental portugués Aviludo Louletano, con sede en Faro (Algarve). El esprinter suramericano llegó en 2019 al Mutua Levante con el propósito de preparar con el equipo alcoyano los Juegos Panamericanos de Lima 2019, en los que deseaba ganarse una plaza para la Olimpiada de Tokio 2020, que más tarde fue aplazada. Se puso el dorsal en La Zeneta, en el I Gran Premio Poncemur, y pronto demostró su velocidad como esprinter logrando el triunfo en la segunda etapa de la Vuelta a Zamora. Consiguió ser segundo en la general final de la Vuelta a Segovia, ocupando la misma posición en las etapas primera y segunda de la prueba castellana.

En principio, 2020 estaba llamado a ser el de su confirmación con el maillot del Netllar Alé, pero la pandemia del Covid-19 lo frenó todo. Inicio la temporada compitiendo en Don Benito, en el Circuito Guadiana, además de en el Memorial Sanroma de Almagro y en el Trofeo Guerrita. Pero en marzo, el calendario se vino abajo y junto a sus compatriotas Nahuel D’Aquila e Iván Ruiz regresó a su país. Cuando se reanudó la temporada ninguno de los tres viajó a España. De todas formas, ya ha dejado claro su potencial en los esprints y ahora tiene la oportunidad de dar el salto al profesionalismo utilizando a la Fundación Benicadell como trampolín.

Contte ganó una etapa en la Vuelta a Zamora 2019.

Contte se une a una gran lista de corredores que han dado el salto al profesionalismo de la mano de la escuadra alcoyana. Hace unas semanas se anunció el paso a la máxima categoría de Ander Okamika con el Burgos BH y, ahora, le toca el turno al argentino. Además, Miguel Juan tuvo la oportunidad esta temporada de disputar como “stagiaire”, con el Bahrain Cycling Academy, el Tour Savoie Mont Blanc y la 97 edición de Prueba Villafranca–Ordiziako Klasika (1.1). Lo que deja bien a las claras el trabajo que se está haciendo en la categoría amateur desde el equipo alicantino.

Eusebio Pascual, Raúl Rico, Aleksandr Grigorev, Axel Costa, Iñaki Gozálvez y Aitor Escobar, entre otros, también siguieron ese camino. El trabajo de la Fundación Benicadell es primordial para que los ciclistas amateur puedan acceder al profesionalismo. Toda una garantía.

Tomás Contte: ” Dar el salto al profesionalismo es algo muy lindo y esperado. Han sido años muy largos, esperando y luchando por el salto a la máxima categoría, un camino complicado, ya que en 2020 pude disputar pocas competencias por la pandemia. Me acuerdo ahora de la familia que hizo todo el esfuerzo y me apoyó siempre. Tampoco me olvido de los entrenadores y de todas las personas que de algún lado u otro hicieron fuerza para que podamos llegar a esto. Mi paso por la Fundación Benicadell fue algo muy bueno, donde el compañerismo fue fundamental en el equipo. Hemos sido siempre una familia en la que todos estaban dispuestos a entregarse en su esfuerzo por el compañero. Estoy muy agradecido con José, que fue quien me dio la oportunidad, y con todo el cuerpo técnico y compañeros. A partir de ahora, a cumplir con el nuevo equipo para seguir avanzando y no estancarse”.

Publicado por Julian

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: