8M- Sara Giménez: “En cuanto empieza el masaje creo que depende más del feeling personal que del genero del masajista”.

ENTREVISTA. Masajista del Bahrain Cycling Academy y del Natural Greatness Vib Ulb

Sara Giménez.

La crevillentina Sara Giménez es la masajista del equipo UCI Continental masculino Bahrain Cycling Academy, en el que entre otros compiten los alicantinos Javi Gil y Eusebio Pascual, y de la formación profesional femenina alcoyana, de la categoría Continental UCI, Natural Greatness Vib Ulb. En este “Día Mundial de la Mujer” Sara dice que en su profesión, en cuanto empieza el masaje, “creo que depende más del feeling personal que del genero del masajista”.

-¿Cómo se inició en su profesión?

Empecé como masajista en el mundo del deporte con jugadores de un equipo de baloncesto de mi localidad. Gracias a esto, a mi participación como masajista voluntaria en carreras de a pie y al boca a boca empezaron a acudir ciclistas y con ello me inicié en este mundo. El ciclismo pasó de ser un deporte desconocido para mí a convertirse en una de mis pasiones, por ello cuando se pusieron en contacto conmigo ofreciéndome la posibilidad de trabajar en ambos equipos fue un shock para mí. Me considero muy afortunada de poder vivir todo esto desde dentro y nunca habría imaginado ni la mitad de labores que hay detrás de una simple carrera.

-¿Cuál es su trayectoria en el mundo del ciclismo?

El 2020 nos ha dado una de cal y otra de arena. Cuando la directiva del Bahrain se puso en contacto conmigo este equipo en sí aún no estaba formado. Ellos eran todavía el VIB Sports. Me involucraron desde el principio de una forma alucinante incluso pude ir a la Eurobike, la Feria Europea del Ciclismo. A raíz de esto se dio la oportunidad de crear el filial del Bahrain-Mclaren. Pasé de ser una chica que rara vez había salido de Crevillente a tener un calendario lleno de viajes con competiciones por toda Asia y otros lugares lejanos.  Pude participar en la concentración que el Bahrain Academy realizó en Benidorm, continuar con la Setmana Valenciana y en la Vuelta a Valencia. Y ya con las maletas hechas para empezar la andadura por Portugal el famoso Covid 19 truncó todas estas salidas. Aún así no perdimos el horizonte en el retorno a la competición. Me aventuro a decir que casi era más mi mono de carrera que el de los propios corredores, la adrenalina que se siente cuando tus chicas y chicos están en carrera, el dolor cuando ves que no dan para más, que se están dejando la piel incluso de forma literal, cuando escuchas por radio que uno de los tuyos ha caído, esa forma de erizárseme la piel, esa adrenalina, es algo por la que me asombro que cobre en lugar de pagar.

¿Cómo son los directores?

Tengo mucha suerte, he trabajado en tres equipos donde cada director tiene una distinta forma de ser y de actuar. Por un lado, Axel Costa, el cual tiene muy reciente su vida como ciclista profesional  y por ende empatiza muchísimo con los corredores; Jose Vicente Peidró, es el que tiene muchísima experiencia cómo director y eso se nota con tan solo verlo trabajar, nunca lo he visto acostarse o levantarse, por mucho que yo madrugara; y por último, Bernardo Ordiñana, justo el punto medio, tiene el recuerdo de su vida sobre la bici y la experiencia de unos cuantos años a la espalda dentro de un equipo directivo.

Sara Giménez, en plena carrera.

-¿Ha sido también deportista?

Siempre me ha gustado el deporte y aunque he practicado muchos, nunca he competido salvo en carreras a nivel local.

¿Es más fácil darle un masaje a una corredora que a un ciclista?

Los corredores suelen ser un poco más exigentes que ellas y quizás, al principio, más cerrados, cuándo empieza el masaje pueden tener un cierto comportamiento de cierta incomodidad, pero antes de acabar la primera sesión, esta sensación se esfuma.

-¿Además de masajistas de ciclista  también soy confesores y sicólogos del  que se sienta en  la camilla al final de cada carrera?.

Sí, es una parte que me gusta mucho. Yo lo defino más como confesor, el topo. Intento mantener un equilibrio y una positividad entre profesional y director. En carrera los nervios están a flor de piel y quizás la forma de expresarse por ambas partes puede ser más agresiva. Cuando las pulsaciones bajan hay una mejor capacidad de expresión y parte del trabajo del masajista es transmitir la verdadera intención del mensaje a ambas partes

-¿Qué importancia tiene un masaje en las  piernas de los ciclistas tras una etapa?

Es necesario oxigenar las piernas y liberarlas, durante cada etapa el ciclista lleva a su cuerpo y a su musculatura al máximo. En el caso de no masajear y relajar la zona, digamos que ese músculo estaría en continuo trabajo incluso durante la noche, lo que quiere decir que en la siguiente etapa la fatiga se presentaría bastante temprano impidiendo a los corredores a exprimirse al máximo.

¿En ciclismo el masaje es cosa de hombres?

 Yo personalmente como masajista no he vivido diferencia alguna, los tres directores con quienes he trabajado son hombres e incluso siempre han priorizado mi bienestar antes que las exigencias laborales. Si puede ser que al principio de los masajes los ciclistas puedan sentir cierto pudor, como ya he comentado antes, a poco que empieza el masaje creo que depende más del feeling personal que del genero del masajista

Publicado por Julian

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: