José Fornés: Prueba superada

El ciclista de Ondara ha subido este domingo en 21 ocasiones al Valle d’Ebo para así acumular un desnivel de 8.848 metros, es decir, la altura del Everest, en una sola salida en bicicleta con un fin benéfico
El objetivo principal era el de recaudar fondos en favor de ADEMA, la Asociación de Esclerosis Múltiple de Alicante, y el plazo para poder realizar las aportaciones se prolonga 15 días más
José Fornés, en el centro, rodeado de amigos, durante una de las subidas. Foto Santi Arlandis

José Fornés lo ha conseguido. Se enfrentaba este domingo al  «Everesting Solidario by Xiquet», es decir, al reto de subir el Vall d’Ebo, desde Pego, veinte veces y así acumular un desnivel de 8.848 metros, la altura del propio Everest en una sola salida en bicicleta. “Nos quedamos cortos en las mediciones iniciales y he tenido que realizar 21 ascensiones para completar los metros exigidos e incluso hemos regalado alguno”, relataba el corredor de Ondara más conocido como el «Xiquet de l’herba». Cuando ha llegado arriba la última vez y con el reto superado “no he podido resistir la emoción y he estado un rato llorando. Ha sido todo muy bonito y estoy muy sorprendido de la gente que se ha movilizado para que el reto tuviera un final feliz. Gracias a todos”.

El objetivo principal es recaudar fondos en favor de ADEMA, la Asociación de Esclerosis Múltiple de Alicante, que trabaja para mejorar la calidad de vida de los afectados de Esclerosis Múltiple, la sensibilización social y la investigación de la EM. Los interesados en colaborar todavía pueden hacer un donativo indicando “Everesting Xiquet” en el concepto de la transferencia a  este número ES73 0133 5898 2741 0000 1511.  El Segària Club Ciclista, organizador del evento, ha prolongado quince días más el plazo para poder aportar los donativos.

Fornés comenzó su aventura a las 12 de la noche del sábado al domingo y “he terminado a las 18.40 horas. En total han sido 16.45 horas en movimiento. En las primeras diez subidas clavé el tiempo, 45 minutos, y me encontraba muy bien. Incluso llegué a pensar (risas) que iba a llegar a casa para ver el final de La Vuelta. Apartir de ahí todo se complicó un poco más y el esfuerzo empezó a pasar factura. Además, con la salida del sol y el calor las ascensiones resultaban mucho más duras. En los momentos de debilidad he tratado de tranquilizarme y además, he tenido a gente que me ha acompañado en las  subidas que me ha dado mucha fuerza”.

Publicado por Julian

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: