Ariadna Ródenas ya está en Elche con su trofeo de ganadora de la Neom Titan Desert Arabia Saudí

Ariadna Ródenas, con su trofeo.

Ariadna Ródenas regresó ayer a Elche con el trofeo ganadora triunfo de la Neon Titan Desert. Tras aterrizar en Barcelona se desplazó en coche hasta su localidad natal y tuvo tiempo de recordar en esas horas cuatro días intensos en los que ha vuelto a desemvolverse de forma sorprendente por las arenas del desierto. Una nueva conquista de la ilicitana que ya logró en 2021 la Titan Desert de Marruecos y al dúo mixto de la Skoda Titan Desert de Almería en 2022. La reina del desierto ganó la cuatro etapas disputadas y dejó bien clara su superioridad por delante de la francesa Muriel Bouhet y la checa afincada en España Misha Serulova, que le acompañaron en el podio. «Ganar una Titan me hacía mucha ilusión y siempre es algo increíble. Es una prueba a la que le tengo un cariño especial ya que hace unos años mi sueño era simplemente participar en ella y encima ganarla en un nuevo país es algo increíble», recuerda Ródenas antes de confensar que «realmente ha sido una prueba muy dura. Pensaba que iba a ser más light que en Marruecos al ser cuatro etapas y apenas sin desnivel… pero no lo ha sido. El desgaste físico ha sido muy grande por el fuerte viento que nos ha acompañado prácticamente todas las etapas de 50 kms/h con rachas de 80 y 90 km/h y porque nos tocó competir por un terreno bastante blando con muchas pistas arenosas y rizadas que hacía que la bici no avanzara».

Pese a ello, Ariadna ganó la primera etapa y luego no perdonó en las tres siguientes. «Es difícil ganar cuatro de cuatro, pero vine en forma, y depende de muchas cosas, no solo del estado físico. En una carrera de este tipo influye la suerte, puede haber caídas, averías. La verdad es que todo salió bien y me siento súper feliz».

Aunque corrió con licencia de Kenza Sport, por aquello de que no ha finalizado 2022, ya ha competido en esta prueba con el Mondraker, su nueva escuadra para 2023. «La vida son etapas, y este año cierro una de ellas para comenzar otra, nuevas ilusiones y nuevos proyectos. Me he esforzado al máximo, he dado lo mejor de mi, mi entrega por y para el Kenza ha sido del 200%, pero ahora llega otra etapa», afirma a la hora de valorar este cambio.

Ariadna Ródenas avanza que en el nuevo ejercicio «me centraré sobre todo en pruebas por etapas y largas distancias, maratones y Ultramarathones que es donde yo creo que me desenvuelvo mejor». De momento, ya está en su vitrina su último trofeo, el de la Titan Desert Arabia Saudí.

Publicado por Julian

Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad de Navarra.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: